HISTORIA DEL COLOQUIO CERVANTINO

PRESENTACIÓN

El Museo Iconográfico del Quijote, de Guanajuato -institución en cuya creación misma se conceptuó como un vehículo didáctico- busca establecer un permanente encuentro de identidad, lengua y cultura. Es por ello que desde su fundación, año con año ha organizado el . El evento logra reunir a los más connotados humanistas y, fundamentalmente, Cervantistas de todo el mundo, quienes, durante un lapso de una semana dictan importantes Conferencias Magistrales sobre Cervantes, los más importantes autores de la época, y sobre literatura en general del Siglo de Oro español.

HISTORIA

El Primer fue realizado en los primeros días de noviembre de 1987. Simultánea y significativamente se inauguró el extraordinario Museo Iconográfico de Quijote en cuyo evento se contó con la presencia del presidente de México, Lic. Miguel de la Madrid, y del presidente del Gobierno Español, Felipe González. Ambos sucesos llevados a cabo gracias a la generosidad y mutua comprensión del Gobierno del Estado de Guanajuato y la Fundación Cervantina Eulalio Ferrer.

Desde entonces, los Coloquios Cervantinos realizados en la capital guanajuatense, han agrupado a los más destacados cervantistas del mundo, quienes se han dado cita en esta parte de nuestro continente para disertar alrededor de la obra máxima de Miguel de Cervantes, El Quijote de la Mancha, así como del resto de la producción cervantina. Asímismo, los coloquios han sido el espacio académico justo para revalorar y dimensionar la lengua española que, con más de 1000 años de existencia, es la base de la cultura presente en el mundo de habla hispanoamericana. De esta manera, en el amplio espectro de los temas ahí tratados, se hermanan las producciones de Lope, Calderón, Tirso, Quevedo, Góngora y el largo etcétera que conjuntan los Siglos de Oro españoles, con las obras identificadoras de América, en las letras de Sor Juana, Sigüenza y Góngora, los Humanistas del siglo XVIII, hasta las páginas más cercanas y deslumbrantes de Borges, Octavio Paz, García Márquez y otros.

Se efectúa, como reza uno de sus principales propósitos, un encuentro de identidad, lengua y cultura, a través de mesas redondas, ponencias, conferencias y espectáculos diversos que se viven durante esos días. Las participaciones de los coloquiantes se conjuntan en las Memorias, Guanajuato en la geografía del Quijote, edición que se presenta al año siguiente del coloquio respectivo. Desde el sexto coloquio (1993), se han realizado, de igual forma, sendas videograbaciones de los eventos, lo que permite ampliar los matices del rescate documental.

Por su significación, recordamos aquí algunas de las participaciones del Primer Coloquio donde Don Manuel Alcalá, a la sazón Secretario perpetuo de la Academia Mexicana de la Lengua, se expresaba del encuentro como "el primero de los que se celebrarán anualmente en Guanajuato" y cuyos participantes provenían de México, España, Francia y Estados Unidos. Uno de los connotados cervantistas participantes fue el profesor argentino radicado en E.U., Juan Bautista de Avalle-Arce, con el tema Quijotes y quijotismos del inglés quien aludió a la primera traducción del Quijote al inglés en 1607 (dos años después de su aparición) por parte de Thomas Shelton; argumentó, asimismo, la influencia y referencias del Quijote en las obras de varios autores en lengua inglesa, desde Shakespeare hasta Graham Greene. Es pertinente anotar que Avalle-Arce es autor, entre muchas obras especializadas, de esa importante y útil obra que es la Enciclopedia Cervantina, publicada en 1997, en dos ediciones: una en Alcalá de Henares y otra en la Universidad de Guanajuato.

Por su parte Maxime Chevalier, hispanista francés y director del Bulletin Hispanique, desarrolló el tema Cervantes y el libro, esa relación que manifiesta el personaje Quijote-Alonso Quijano con los libros de caballería y, al tiempo, la cultura libresca del propio Cervantes. El trasfondo de esta ponencia es el propio texto de Chevalier: Lectura y lectores en la España del siglo XVI y XVII.

México estuvo representado por el lingüista José G. Moreno de Alba quien ilustró la fuerza y vitalidad del idioma español en su texto Presente y futuro de la lengua española; también proveniente de la UNAM el doctor Ludovik Osterc, conocido ampliamente por sus trabajos sociocríticos, participó con el tema El aspecto sociopolítico en el Quijote; Luis Rionda Arreguín, profesor e investigador de la Universidad de Guanajuato, facturó una elocuente contextualización del porqué la importancia del Quijote en el Bajío bajo el tema El encuentro de Guanajuato con Cervantes.

José Hierro, gran poeta español recientemente desaparecido, fue uno de los creadores convocados a ese Primer Coloquio (una segunda oportunidad fue con motivo del X Coloquio, efectuado en 1998). Con su alocución El museo iconográfico del Quijote, se tuvo la posibilidad de acercarse al drama del exilio español y, en particular, a las vicisitudes de Don Eulalio Ferrer quien, con el libro de El Quijote animándole, lega a Guanajuato y a México la gran colección que conforma el actual Museo Iconográfico del Quijote.

En un comunicado resumido como el presente, se hace difícil recordar a tantos y tan brillantes expositores y entusiastas de la obra cervantina; sin embargo, a vuela pluma anotamos a Aurora Egido, Jean Canavaggio, Julián Marías, Lázaro Carreter, Francisco Rico, Rosa Regás, Fernando del Paso… quienes han enriquecido, con sus reflexiones y experiencias de lectura, las vivencias de estos coloquios destacando los relieves literarios y, particularmente, fortaleciendo la conciencia plena de la importancia del idioma español como baluarte cultural en los tiempos que corren.

Hasta marzo de 2012 se han realizado veintidós coloquios. Los cuatro primeros se avecinaron inmediatamente antes del inicio del Festival Internacional Cervantino (FIC) respectivo. Temáticamente ambos eventos se correspondían, en sus expectativas, públicos, y dinámicas, aunque los resultados se dibujaban diferentes; por ello a partir del sexto coloquio se han buscado fechas propicias tanto para los coloquiantes como para el público interesado en estas actividades. Se perseguía asimismo delimitar y dotar de su propia identidad al evento, ya que en principio los coloquios se asociaban e, inclusive, se confundían con el mismo FIC.

Estos cambios coyunturales de fechas adecuadas han desfasado al evento en su coincidencia anual pero se ha logrado mantener la alta calidad y continuidad en sus diversas ediciones, aún cuando el quinto coloquio, por muy diversas circunstancias, se presentó como el más atenuado y carente de la impresión de la Memoria respectiva.

Los coloquios han propiciado el encuentro entre diversos cervantistas en Guanajuato. Alrededor de una cincuentena de ellos, venidos de todas partes del mundo, han compartido con sus colegas variadas perspectivas críticas sobre la obra cervantina haciendo gala de erudición unas veces, y otras, deleitando con elocuente retórica el placer de los descubrimientos que el texto guarda. Recordamos aquí, como una brillante muestra, la conmovedora participación de los orientales hispanistas Chen Kaixian de la Universidad de Nanjing, China; y de Juzo Katakura de la Universidad de Tenri, Japón.

Junto a estos investigadores profesionales, también han compartido los foros y las mesas, sobresalientes escritores, docentes, periodistas culturales y artistas de todo género, unidos todos por la admiración y deuda al mundo de valores cervantinos, o a la cultura universal vehiculada a través de la lengua española; cuyo paradigma sigue siendo el Quijote. De esta manera podemos contar con más de trescientos participantes hasta la pasada vigésimo segunda edición.

Gracias al fuerte respaldo, entusiasmo y gestiones de Don Eulalio Ferrer Rodríguez, naturalmente que estos coloquios se han caracterizado en cada una de sus versiones; bien lo evidencia el texto del X Coloquio (febrero de 1998), que se facturó bajo el lema genérico de Tres miradas sobre el Quijote, al conjuntar, en sendas mesas, a tres escritores, tres cervantistas, tres artistas plásticos, tres políticos, etc. De igual manera se ha instituido la Presea Cervantina —reconocimiento otorgado a destacados defensores de los valores humanos y de la lengua española—; se han instrumentado sistemas de becas a profesores y estudiantes de un buen número de universidades mexicanas para asistir al Coloquio y, paralelamente, participar en un curso-cátedra impartido por un académico magistral.

Los cuatro coloquios intermedios —trece, catorce, quince y dieciséis— correspondientes a noviembre de 2002, agosto de 2003, mayo de 2004 y mayo de 2005, respectivamente, han sido responsabilidad del arquitecto Alfonso Alcocer, entonces director del Museo Iconográfico del Quijote, quien en coordinación con la Universidad de Guanajuato, el Gobierno del Estado y la Fundación Ferrer, consolidó la buena organización de las actividades propiciando una mayor interrelación, participación y difusión de los trabajos en consonancia con los objetivos internacionales del evento.

El decimotercer coloquio fue también ocasión propicia para celebrar el XV aniversario del Museo Iconográfico que se vió enriquecido, como prácticamente todos los años, de nuevas obras donadas por la Fundación Ferrer. Con ese motivo recordamos aquí la emotiva alocución de Don Eulalio Ferrer al referirse a los motivos y circunstancias que han asociado su nombre y mecenazgo con el de El Quijote. Lo refirió así al comienzo de su intervención: "Se me ha preguntado muchas veces ¿por qué Don Quijote? ¿Por qué Guanajuato? Si en breves palabras pudiera resumirlo, intentaré hacerlo ..." Resultó muy significativo que en esta ocasión Don Eulalio Ferrer haya evocado lo que en varios momentos ha contado en forma sucinta o tangencial y en la oportunidad del presente Coloquio lo haya narrado tan elocuentemente, con voz emocionada (a veces entrecortada), recordando los amargos momentos de su estancia en el campo de concentración, la feliz circunstancia en que, en ese lugar, la novela del Quijote haya llegado a sus manos en afortunado trueque por cigarrillos... Tan valioso testimonio ha quedado videograbado e impreso en la edición respectiva.

La conferencia inaugural del XIII coloquio, estuvo a cargo del doctor Miguel León Portilla titulada: Las fantasías de Don Quijote: manantial de intuiciones. El erudito de la cultura prehispánica y gran humanista se pregunta: "¿Qué puede significarme El Quijote a comienzos del siglo veintiuno?" En su vehemente y cautivadora argumentación vimos desplegarse, amén de la solidez de su conocimiento, el amor a la lengua como lazo universal y una argumentación temática: "Don Quijote (...) consigue que sus fantasías se transformen en intuiciones. Conducen ellas a anunciar una utopía que recuerda las de Tomás Moro, Francis Bacon y Tomás Campanella, o la de nuestro Vasco de Quiroga en Michoacán".

En la ruta de los cervantistas profesionales, damos cuenta de la participación —por vez segunda en estos coloquios— del brillante catedrático e investigador de la Universidad de Brown, Estados Unidos, Antonio Carreño participando con la conferencia de insólito título: De las "valientes posaderas" de Sancho y la doncella andante en Don Quijote. A medida que escuchamos (leemos) el magistral desenvolvimiento de los argumentos textuales que Carreño expone en forma razonable (y amablemente erudita), nos adentramos en el hilo de las significaciones hermenéuticas. Traemos a la cita, dos afirmaciones de esta valiosa contribución a los estudios cervantinos: "La manipulación de géneros literarios y sexuales es a la vez un reflejo metonímico de las alteraciones y múltiples rupturas que devela la lectura de Don Quijote. El trasvase de un género sexual a otro es la forma más representativa de la trasgresión como acto expresivo". Dice adelante: "El travestismo corre paralelo con los Quijote alternantes, con esas posibilidades que, como espejos fraccionados, reflejan partes de la macroestructura narrativa; copias de copias que se van alternando bajo la fuerza carnavalesca de un loco-cuerdo. Ya no son la copia pálida de la que habla Platón. Son una dislocación de lo semejante".

Con gran dominio del tema programado: Cervantes y la lectura de los libros, el doctor Javier Blasco impartió el curso –Cervantes y la lectura de la realidad- dentro de este coloquio e ilustró su cátedra con materiales literarios venidos de épocas y latitudes múltiples: Malraux, Kundera, Ciorán, Conrad, Dostoievski, Fuentes, Hemingway, Borges, León Felipe, etc. Por segunda vez en estos coloquios, la realización de estos cursos (cátedras con participación), han mostrado su acierto en tanto constituyen un foco de atracción académica y que, además, garantizan el ensanchamiento de las aulas universitarias a través del evento.

Agosto de 2003 fue el marco temporal del decimocuarto coloquio de los realizados. Don Quijote en el siglo XXI, tema del coloquio, buscó acercar la reflexión de los investigadores, académicos, artistas e intelectuales hacia los temas complejos que van prefigurando el rostro del siglo XXI. Destaca la entrega de la presea cervantina al expresidente de Colombia Don Belisario Betancur al término de su elocuente conferencia de clausura: Tipologías delincuenciales en El Quijote.

Otro acontecimiento relevante de este año fue el homenaje en memoria a los 50 años del estreno de los Entremeses Cervantinos, representación teatral en una de las plazuelas de la ciudad de Guanajuato (suceso artístico cuya trascendencia ha originado esa vocación cervantina de la ciudad). Panel de participación donde se escuchó a Eugenio Trueba, uno de los fundadores del grupo y actual director de las representaciones, primera que se remonta al 20 de febrero de 1953. Espacio y representación del teatro cervantino, tituló a su ponencia el doctor, por el Colegio de México, Aurelio González, en esa misma mesa.

Se tuvo oportunidad de escuchar a cervantistas de la talla de Hans-Jorg Neuschafer, hispanista alemán, a Hisayo Furuie de Japón, a Manuel Alvar y Carlos París, de España.

Jorge Volpi participó como ponente con una extraodinaria disertación sobre la versión fílmica del Quijote, proyecto inacabado de Orson Welles. El propio escritor mexicano fue también el responsable del curso-cátedra ofrecida a los académicos y estudiantes al interior del evento.

Durante la tercera semana de mayo de 2004 se realizó el XV cuyo tema emblemático anunciaba Los tiempos de Don Quijote.

De las siete mesas redondas realizadas, una de ellas fue dedicada a la participación de jóvenes estudiantes provenientes de la Universidad de Cantabria, España; de las universidades de Aguascalientes, Guanajuato y Veracruzana, por México. Primera ocasión —dentro de estos encuentros internacionales— que los jóvenes universitarios dejaron oir sus voces como ponentes cervantinos.

La conferencia inaugural estuvo a cargo del rector de la Universidad de Alcalá de Henares, doctor Virgilio Zapatero con el tema: Don Quijote y la libertad. Fue a este ilustre académico y humanista a quien se le reconoció con la Presea Cervantina que los organizadores otorgan dentro de cada Coloquio.

José de la Colina, Enrique Moreno, Adolfo Castañón, Wolfgang Vogt, Francisco Prieto y Felipe San José participaron por México. Por parte de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, Gerardo Piña ofreció una conferencia magistral; de la misma manera que Alfredo Matus, Presidente del Instituto de Chile y Director de la Academia Chilena de la Lengua.

España estuvo representada por los ponentes y conferencistas: Francisco Pérez, Alfredo Villaverde y Alfredo Alvar. Venezuela y Argentina, por Alejandro Lasser y Carlos Nállim, respectivamente.

EXPO CULTURAL MIQ
PROGRAMA DEL MES
COLOQUIO
COLOQUIO
INTERNACIONAL
CERVANTINO
BIBLIOTECA
ACERVO DEL CENTRO
DE ESTUDIOS CERVANTINOS
CONVOCATORIAS
CONCURSOS Y CONVOCATORIAS
Documentos Descargables
EDITORIAL MIQ
LABOR EDITORIAL
Y CATALOGO DE LIBROS
Estamos para servirte
Manuel doblado #1
Zona Centro
C. P. 36000
Museo:
01(473) 732 6721

Oficinas:
01(473) 732 3376
01(473) 732 6117
01(473) 732 0684
Redes Sociales
Mapa de ubicacion

Diseño: www.davidtremary
AvisoLegal
AvisoLegal